El Laboratorio de Eve Fitoterapia y Cosmética Natural

¿Cómo elaborar un serum para el contorno de los ojos?

Serum contorno de ojos

Hoy os hablaré sobre cómo elaborar un serum especialmente formulado para cuidar el contorno de los ojos.

Según dicen los ojos son la ventana del alma y yo quiero que mi ventana y su marco sean por lo menos como la de la Suite Eiffel del Hotel Le Metropolitan de París :P.

Si os soy sincera hasta ahora el contorno de los ojos no era una zona a la que le prestara mucha atención. Por tanto, tampoco tenía un cosmético específico para ella. De hecho, creo que en toda mi vida he usado un par de productos y básicamente porque, por mi anterior trabajo, me los regalaban. Supongo que el paso del tiempo todo lo cambia, ahora empiezo a notar las primeras arruguitas en la zona y aunque no tengo ojeras (al menos es mi percepción) sí que alguna vez he tenido bolsas.

Así que mi idea era formular un serum con textura ligera que me sirviera un poco para todos los problemas frecuentes en el contorno: descongestionar bolsas (cuando les diera por aparecer), prevenir las ojeras y suavizar las primeras líneas de expresión.

Una cosa que hago siempre es mirar lo que hay en el mercado para conocer cuáles ingredientes son los más empleados y luego leer sobre su efectividad a través de los estudios publicados. Después de mucho investigar me decidí por estos 4 ingredientes: cafeína, ácido hialurónico, extracto de pepino e hidrolato de aciano. No es un contorno cargado de un montón de activos porque como he dicho no suele ser una zona conflictiva para mí. Quería algo para empezar a cuidarlos y en este caso para mí, menos es más.

Antes que nada quiero dejar claro que no existe ningún contorno que te elimine ojeras, bolsas y arrugas de un día para otro. Se necesita constancia y aun así, y dependiendo de cada caso, lo que podemos conseguir es atenuarlas.

3 problemas en el contorno de los ojos

Antes de ponernos manos a la obra voy a dar unas pinceladas sobre las tres cosas que nos preocupan en esta zona.

Ojeras

Son esos círculos oscuros alrededor de los ojos. Presentan causas multifactoriales, lo que significa que no todas las ojeras son iguales y por tanto el tratamiento tampoco debería ser el mismo. Pueden aparecer por la edad, la genética, la falta de sueño, el stress, la fragilidad vascular, la pobre circulación, medicamentos, cambios hormonales (menopausia, embarazo, empezar con la píldora, etc), por hiperpigmentación post inflamatoria secundaria a alergias y dermatitis, por edemas periorbitales, etc.

Si vuestras ojeras son por falta de sueño o estrés podemos intentar solucionarlo, pero si son hereditarias siento deciros que os acompañaran de por vida. Si queréis leer más sobre este tema, Verónica Vivas de Cosmética Real tiene un par de post sobre ello.

Existen 4 tipos de ojeras:

  • Pigmentadas: son de color marrón. Pueden ser genéticas pero también pueden aparecer por lesiones que ocasionan hiperpigmentación como lentigo solar (manchas por el sol), pecas, melasma, etc.
  • Vasculares: son de color azul, rosadas o moradas. Son debidas a una pobre circulación de la sangre alrededor de la zona. Pueden aparecer con hinchazón y edema.
  • Estructurales: son de color grisáceo y se les conoce también como efecto sombra. Pueden ser debido a la propia forma y estructura alrededor del ojo (órbitas hundidas, prominencia del puente nasal, etc) o por pérdida de grasa que conlleva a su vez a una pérdida de volumen en el área. Sea lo que sea, lo que crea esto son cambios en la reflexión de la luz generando sombras.
  • Mixtas: son una combinación de las anteriores.

Bolsas

Es la hinchazón producida bajo el ojo, puede ser debida a retención de líquidos, a acumulación de grasa o a un exceso de piel producido por el envejecimiento. Las bolsas por retención de líquido las podemos mejorar realizando algunos cambios en nuestros hábitos y ayudándonos de ciertos ingredientes cosméticos. Pero, una bolsa producida por grasa o por un exceso de piel requiere intervención quirúrgica. Lo siento pero no existe un ingrediente cosmético que deshaga la grasa acumulada o que elimine el exceso de piel.

Arrugas

Son esas líneas más o menos profundas que se forman alrededor del ojo y que, si se ubican en un lateral, llamamos patas de gallo. Se deben al envejecimiento producido por la edad (inevitable) pero también por otros factores como la exposición a rayos solares. Lo que ocurre es que hay una disminución del colágeno y con ello una pérdida de elasticidad. Si la arruga es tan profunda, tanto como mi amor por los Ferrero Rocher, lo siento pero llegáis tarde. Pero no todo está perdido, al menos podéis intentar evitar que vaya a más. Como todo en la vida lo mejor es la prevención: hidratación, protección solar y antioxidantes.

De más está decir que factores como mala alimentación, consumo de alcohol y tabaco, exposición solar sin protección, dormir poco y en general estilos de vida poco saludables agravaran estos problemas. Supongo que no os descubro nada nuevo pero había que decirlo y se dijo 🙂

Mis 4 ingredientes para el contorno de ojos

Cafeína

Es un compuesto alcaloide que se extrae de los granos de café. Tiene propiedades vasoconstrictoras lo que estimula la circulación sanguínea alrededor de los ojos. Se sabe que la baja oxigenación debido a una pobre circulación sanguínea deriva en una apariencia azulada que se manifiesta como ojeras.  

*Si tu ojera es marrón entonces es por pigmentación y necesitas un compuesto que actúe inhibiendo la enzima tirosinasa, que cataliza las primeras etapas de síntesis de melanina. Algunos ingredientes que pueden ayudarte son el Phe Resorcinol (Phenylethyl Resorcinol), la vitamina C, el ácido kójico, el azelaico, el retinol, etc.

La cafeína también es un gran antioxidante y ayuda a proteger a las células frente a la radiación solar.

Dato interesante: en un estudio indicaban que si bien la cafeína puede ayudarnos a mejorar el contorno de los ojos, los investigadores consideran que lo más efectivo fue el efecto de enfriamiento que ocurría en la zona. Según ellos el agua y el alcohol presentes en la fórmula evaluada se evaporaba y al hacerlo se liberaba calor o lo que es lo mismo refrescaba la zona ayudando a descongestionar. Así que, ya lo sabemos, una mascarilla de gel de esas que se meten en la nevera o un par de rodajas de pepino bien fresquitas también pueden hacer mucho por nuestra mirada, después de todo su función consiste en refrescar la zona.

Ácido hialurónico

Es un glicosaminoglicano no sulfatado, es decir, una cadena larga de polisacáridos en donde se repiten continuamente los disacáridos ácido- D- glucorónico y N-acetil-D glucosamina. Si la cadena es larga es un ácido de alto peso molecular, si la cadena es corta es de bajo peso molecular.

Basta de jerga química ¿para qué nos sirve?. Este activo tiene la capacidad de retener 1000 veces su peso en agua así que si eso no es aportar hidratación ¡apaga y vámonos!. 

Asimismo, ha demostrado ser bueno reparando los tejidos, mejorando la elasticidad y disminuyendo las arrugas. Al parecer el ácido hialurónico actúa ubicándose en la interface entre las fibras de colágeno y elastina ayudando así a “sostenerlas”. Pero, con el envejecimiento esta conexión se va perdiendo y es cuando nos aparecen las arrugas.  

Las investigaciones sugieren que la eficacia antiarrugas depende del peso molecular del ácido, debido a sus diferentes capacidades de penetración percutánea. ¿Os acordáis del post de penetración cutánea? Pues eso, que mientras más grande (pesada) sea la molécula más difícil será que penetre.

Se realizó un ensayo clínico entre mujeres de 30-60 años con arrugas en el contorno de los ojos. A estas se les aplicó dos veces al día una crema que contenía 0.1 % de ácido hialurónico. Cada grupo empleaba una crema con diferentes pesos moleculares que iban entre 50-2000 kDa. Los resultados obtenidos demostraron que había mejoras en la hidratación de la piel, la elasticidad y la disminución de las arrugas en el grupo de mujeres cuyo ácidos empleados en la crema eran de bajo peso molecular.

La evidencia molecular revela que el ácido hialurónico puede estimular la síntesis de colágeno vía inducción de fibroblastos en la dermis y si tenemos más colágeno entonces nuestra piel será más suave, sin arrugas y más elástica.

¿Eso significa que el ácido hialurónico de alto peso molecular no sirve de nada? No, porque aunque no penetre sirve para retener la humedad y por tanto nos aportará hidratación.  

Extracto de pepino

Este extracto es un gran acondicionante de la piel. Debido a su composición química con compuestos como el betacaroteno, el ácido cafeico, cucurbitacinas y mucho ácido ascórbico (vitamina C) tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, descongestionantes e hidratantes.

Hay un estudio que habla sobre el efecto que podría tener como antiarrugas debido a su actividad antioxidante, antihialuronidasa y antielastasa. Aunque es un estudio in vitro nos ofrece una idea de su potencial.

Dada la gran cantidad de ácido ascórbico presente en el pepino, el extracto puede ayudarnos con las ojeras porque la vitamina C elimina los radicales libres que desencadenan la melanogénesis. Además, también se sabe que promueve la producción de colágeno y disimula el color de la estasis sanguínea (estancamiento de la sangre) lo que mejora la apariencia de la ojera.

Este efecto de la vitamina C inhibiendo la tirosinasa y la síntesis de melanina podría estar potenciado también por la presencia de cucurbitacina D y de un aldehído trans cis 2-6 nonadienal en el pepino.

Hidrolato de aciano

Este hidrolato es rico en tocoferoles, ácidos orgánicos (cafeico, clorogénico), flavonoides (como apigenina y cianidina) y  polisacáridos (como el ácido galacturónico, arabinoso, glucoso, rahmnoso y galactoso). Debido a su composición es ideal para ojos cansados, irritados e incluso sensibles, por su alto poder antiinflamatorio y su actividad antimicrobiana.

Asimismo, hay un grupo de investigadores que están estudiando la eficacia del ácido galacturónico como despigmentante al ser un posible agente antimelanogénico.

Un ingrediente para cada objetivo

Los anteriores son los ingredientes que yo he seleccionado para mi contorno de ojos. Sin embargo, os sugiero que formuléis el contorno de acuerdo a vuestras necesidades. Para ello, os dejo esta tabla como ayuda para seleccionar los ingredientes (acordaros luego de estudiar la compatibilidades entre ellos).

HidratantesÁcido hialurónico
Pantenol
Antioxidantes/AntienvejecimientoVitamina C
Vitamina E
Extracto de goji
Extracto de té verde
EmolientesManteca de karité
Escualeno
Aceite de oliva
Aceite de rosa mosqueta
DespigmentantesNiacinamida
Retinol
Ácido glicólico 
Extracto de regaliz
Descongestionantes/AntiinflamatoriosHidrolato de aciano
Vitamina K
Extracto de ginkgo biloba
Extracto de manzanilla

Algunas características del serum

Es un serum muy ligero a base de agua que se absorbe rápidamente. Deja una sensación agradable y nada grasa ya que la fase lípidica es muy poca (menos del 4%). Es por esta misma razón que no he necesitado un emulsionante.

Textura serum contorno ojos

La fase lipídica está compuesta por aceite de aguacate, oleato de caléndula en AOVE y aceite de jojoba, ideales para ayudar a mantener la hidratación y contribuir a desinflamar la zona. Aquí podéis ver cómo prepararé el oleato.

Como espesante he seleccionado la goma xantana. Mucho cuidado con la cantidad de goma que añadáis porque podemos acabar con un serum pegajoso.

Lo bueno de los serum es que tienen nuestros activos en alta concentración. Yo he empleado la cafeína al 2% que, según mi proveedor, es lo máximo permitido para la zona ocular, aunque he leído muchos estudios clínicos que la emplean normalmente en un 3%. 

He empleado el ácido hialurónico en dos pesos moleculares. El de bajo peso molecular (que penetra mejor) al 0.3% y el de alto peso (que se queda superficialmente) a 1,5%. Con ello tenemos ambos efectos antiarrugas e hidratante.

Dado que el propio ácido hialurónico puede actuar como agente gelificante creo que la próxima vez disminuiré el porcentaje de goma y añadiré más hialurónico de bajo peso molecular hasta el 0.5% y también subiré el de alto peso hasta 2%. Ya os contaré el resultado.

No he añadido aceites esenciales por varios motivos. El primero es que es como ya he mencionado es un serum con mucha agua y poca fase lipídica con lo cual es difícil dispersarlos correctamente. De haber querido añadir aceites esenciales hubiese tenido que emplear un solubilizador. El segundo motivo es que muchos aceites esenciales contienen alérgenos como el citronelol, el farnesol, el geraniol y dado que no estoy acostumbrada a colocar nada en la zona, prefiero evitarlos al menos hasta que mi piel se adapte. Pero esos son mis gustos. Hay muchos contornos de ojos que los incorporan sin problema alguno. Quizás más adelante en otro formato de contorno de ojos tipo serum oleoso o emulsión y según qué aceite esencial me anime a incorporarlos, pero primero quiero que la zona se vaya adaptando.

Os dejo la fórmula en porcentaje peso/peso y para preparar 50 gramos. Creo que si tenéis una báscula de precisión podéis preparar menos cantidad. Con la cantidad que yo hice tendré contorno hasta el fin de los tiempos, lo cual no estaría mal salvo por el hecho de que la caducidad máxima son 3 meses (según la ficha técnica del conservante empleado).

Como es un producto muy cercano a una mucosa no alargaría más allá de 3 meses su vida útil, no queremos arriesgarnos a despertar un día con una conjuntivitis bacteriana. Otra cosa que os aconsejo es que empleéis un envase airless. Aunque los roll-on son maravillosos, con su bolita metálica fresquita que ayuda a descongestionar, considero que son más susceptible a contaminar nuestro producto. Es mejor dejar los roll-on para serum oleosos.

Fórmula

Metodología

  1. Limpia y desinfecta el material de trabajo con alcohol de 70º. Si quieres más información sobre este paso, lee mi post sobre consejos básicos.
  2. Coloca en un vaso uno a uno los ingredientes de la fase A. Remueve hasta disolver e integrar completamente.
  3. Mezcla los ingredientes de la fase B, es decir, predispersa la goma xantana en la glicerina, con ello evitaras la formación de grumos.
  4. Añade la fase B a la fase A y mezcla hasta integrarlo todo.
  5. Añade uno a uno los ingredientes de la fase C a la fase AB. Mezcla hasta que todo esté integrado correctamente.
  6. Ajusta el pH alrededor de 6,5 – 7. Recuerda, ácido láctico o cítrico para bajar el pH y bicarbonato de sodio o hidróxido de sodio para subirlo.
Textura y color serum contorno ojo

Notas

  • La textura final del serum la verás pasadas unas horas cuando la goma xantana y el ácido hialurónico de bajo peso molecular se hayan hidratado completamente. Yo suelo envasar al día siguiente, de esta forma verifico nuevamente el pH y además compruebo la textura de cara a elegir el envase más adecuado.
  • Aunque la cafeína es soluble en agua, lo es aún más en agua caliente. Mi consejo personal es hervir el hidrolato de aciano y añadir la cafeína. Con ello conseguimos dos cosas: esterilizar el hidrolato (importante si este lleva abierto varios días) y disolver mejor la cafeína. Pero tened en cuenta que el volumen de hidrolato disminuirá por evaporación así que tendréis que reponer luego el volumen perdido. Una vez haya bajado la temperatura a menos de 35 ºC entonces podéis añadir el resto de ingredientes de la fase A.
  • El pH del contorno del ojo es más alto. Así también tiene que ser el de nuestro producto. Ademásm tened en cuenta que un producto con un pH más ácido (5-5,5) irritará los ojos si, accidentalmente, entrara un poco en la mucosa.

Como siempre espero que os sirva de inspiración para realizar vuestro contorno de ojos con conocimiento de causa porque en cuestión de piel es mejor ciencia que magia. Si tenéis cualquier duda podéis dejarme un mensaje por aquí o en instagram.

Feliz día 🙂

Referencias bibliográficas

  • Freitag FM, Cestari TF. What causes dark circles under the eyes? J Cosmet Dermatol. 2007 Sep;6(3):211-5.
  • Amnuaikit T, Maneenuan D, Boonme P. Evaluation of caffeine gels on physicochemical characteristics and in vivo efficacy in reducing puffy eyes. J Appl Pharm Sci. 2011;1:56.
  • Herman A, Herman AP. Caffeine’s Mechanisms of action and its cosmetic use. Skin Pharmacol Physiol. 2013;26:8–14.
  • Nema, N.K., Maity, N., Sarkar, B. et al. Cucumis sativus fruit-potential antioxidant, anti-hyaluronidase, and anti-elastase agent. Arch Dermatol Res 303, 247–252 (2011).
  • Akhtar, N., Mehmood, A., Khan, B., Mahmood, T., Muhammad, H., Khan, S., & Saeed, T. (2011). Exploring cucumber extract for skin rejuvenation. African Journal of Biotechnology, 10, 1206-1216.
  • Ohshima H, Mizukoshi K, Oyobikawa M, et al. Effects of vitamin C on dark circles of the lower eyelids: quantitative evaluation using image analysis and echogram. Skin Res Technol. 2009;15(2):214.
  • Hakozaki T, Takiwaki H, Miyamoto K, Sato Y, Arase S. Ultrasound enhanced skin-lightening effect of vitamin C and niacinamide. Skin Res Technol 2006; 12: 105–113.
  • Bukhari SNA, Roswandi NL, Waqas M, Habib H, Hussain F, Khan S, Sohail M, Ramli NA, Thu HE, Hussain Z. Hyaluronic acid, a promising skin rejuvenating biomedicine: A review of recent updates and pre-clinical and clinical investigations on cosmetic and nutricosmetic effects. Int J Biol Macromol. 2018 Dec;120(Pt B):1682-1695.
  • T. Pavicic, G.G. Gauglitz, P. Lersch, K. Schwach-Abdellaoui, B. Malle, H.C. Korting, M. Farwick, Efficacy of cream-based novel formulations of hyaluronic acid of different molecular weights in anti-wrinkle treatment, J. Drugs Dermatol. 10 (9) (01 Sep 2011) 990–1000.
  • Lee CS, Baek HS, Bae IH, Choi SJ, Kim YJ, Lee JH, Kim JW. Depigmentation efficacy of galacturonic acid through tyrosinase regulation in B16 murine melanoma cells and a three-dimensional human skin equivalent. Clin Exp Dermatol. 2018 Aug;43(6):708-712.
  • Garbacki N, Gloaguen V, Damas J, Bodart P, Tits M, Angenot L. Anti-inflammatory and immunological effects of Centaurea cyanus flower-heads. J Ethnopharmacol. 1999 Dec 15;68(1-3):235-41.
  • Lin, T.-K.; Zhong, L.; Santiago, J.L. Anti-Inflammatory and Skin Barrier Repair Effects of Topical Application of Some Plant Oils. Int. J. Mol. Sci. 2018, 19, 70.

DeclaraciónEl laboratorio de Eve participa en varios programas de afiliación (más información en términos y condiciones), eso significa que recibo una pequeña compensación económica por las compras que se realizan a través de los links que te pongo y que direccionan a sitios web de compra online, sin que ello repercuta en un sobrecoste para ti. Hacer clic en los enlaces y comprar depende de ti. Nunca te mentiré para que compres algo que yo misma no compraría. A mí esa compensación me sirve para comprar ingredientes y materiales y así poder seguir generando contenido en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *