El Laboratorio de Eve Fitoterapia y Cosmética Natural

¡Corrige la fórmula!: Crema facial pieles grasas

El finde pasado publiqué en mis historias de instagram un quiz, y una de las preguntas era encontrar los errores de una fórmula de una crema facial para pieles grasas y con imperfecciones. Hoy os traigo la solución.

Receta de Crema facial piel grasa

El primer error es que la fórmula no está en porcentaje. Aunque esto pueda resultar una tontería, siempre es mejor expresar las fórmulas en porcentaje, porque permite luego facilitar los cálculos al momento de escalar para hacer menos o más cantidad. Aún así, si sumamos todos los gramos veréis que da un total de 100. Lo hice así para no complicarlo más 😅. En este caso, simplemente cambiamos gramos por porcentaje. 

Y dicho esto, vamos por fases. 

Fase acuosa

  1. Lleva 10% de glicerina 🙀 Eso es una concentración muy alta, lo que va a repercutir en una crema con un tacto pegajoso. Para evitar esto normalmente se recomienda mantener la concentración de glicerina por debajo del 5%. Pero dentro de este valor, ¿qué concentración deberíamos usar? Eso dependerá del tipo de producto que queramos elaborar. En este caso, como es un cosmético para pieles grasas, queremos una crema de textura ligera. Con un 2 % sería suficiente para aportar humectación y fácil absorción sin dejar sensación pegajosa.
  2. La proteína de seda es termosensible. Al someter la fase acuosa al calor para posteriormente emulsionar nuestra crema, la proteína de seda se podría degradar perdiendo así su eficacia. Hay que añadirla al final en la fase de aditivos.
  3. Si queremos una crema de textura ligera debemos aumentar la fase acuosa con respecto a la fase grasa. 

Fase grasa

  1. La concentración de fase grasa es muy elevada para una crema enfocada a una piel grasa. Queremos una crema que seborregule, no que nos aporte más grasa de la necesaria.
  2. La elección de los aceites no es la más apropiada, ya que son muy comedogénicos. Hay que sustituir el aceite de coco por otro aceite o por una mezcla de varios aceites no comedogénicos. Yo elegiría un aceite tipo girasol (por ejemplo, podríamos emplear un oleato), jojoba, cáñamo o pepita de uva. También podemos emplear coco caprilate, que tiene un efecto similar a las siliconas pero es de origen natural. El coco caprilate es un excelente emoliente, que se absorbe fácilmente y no deja sensación grasa. Siguiendo la misma línea, habría que sustituir la manteca de cacao por una no comedogénica, como la manteca de karité o la de mango. 
  3. El porcentaje de emulsionante es bajo. Con la cera lanette si queremos una emulsión ligera pero estable en el tiempo debemos emplear al menos un 3%. Aunque la cera lanette es autoemulsionante, a mi siempre me gusta añadir un coemulsionante y un espesante (tipo goma xantana, alginato, guar) para mantener la estabilidad de la emulsión. Esto es opcional.
  4. La niacinamida es una activo hidrosoluble por lo cual debería estar en la fase acuosa y no en la fase grasa. Algunos mencionasteis que debía añadirse en la fase de aditivos, pero no sería necesario ya que no es termosensible. 

Fase aditivos 

  1. El aceite esencial del árbol del té está en una concentración muy elevada. Aunque el IFRA no tiene restricciones para este aceite y se puede utilizar sin diluir en algunos casos puntuales, en un producto facial no debería de estar en una concentración tan alta. De hecho, The Federal Institute for Risk Assessment  y The European Cosmetic, Toiletry and Perfumery Association (COLIPA) recomiendan una concentración no mayor al 1% para productos cosméticos. Como dato extra os digo que según sus estudios, una concentración entre 0.25 y 0.5 % tiene efectos inhibitorios en patógenos de la piel como las bacterias que producen el acné que como sabemos suele estar asociado a pieles grasas.
  2. El conservante empleado está en una concentración muy elevada y el pH sugerido no se encuentra en el rango efectivo del mismo. El sodio benzoato se suele emplear como máximo al 0,5% y su efectividad es mayor en medios ligeramente ácidos. También se aconseja usarlo en conjunto con el sorbato de potasio. 
Receta Crema facial piel grasa

Finalmente, y ya esto va en gustos, yo añadiría extractos que estén indicados para pieles grasas. Además, sustituiría el agua por un hidrolato específico para este tipo de pieles y tú ¿qué otras cosas cambiarías?. Déjamelo en los comentarios.


DeclaraciónEl laboratorio de Eve participa en varios programas de afiliación (más información en términos y condiciones), eso significa que recibo una pequeña compensación económica por las compras que se realizan a través de los links que te pongo y que direccionan a sitios web de compra online, sin que ello repercuta en un sobrecoste para ti. Hacer clic en los enlaces y comprar depende de ti. Nunca te mentiré para que compres algo que yo misma no compraría. A mí esa compensación me sirve para comprar ingredientes y materiales y así poder seguir generando contenido en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *